lunes, 5 de octubre de 2015

CELIACOS Y FALSAS NECESIDADES

Lo primero que quiero que quede claro es que, por supuesto, este es un artículo de opinión. Muchos, muchísimos, estaréis en total desacuerdo conmigo, pero quiero poner de manifiesto mi punto de vista que, aunque alguno pueda llevarse una idea equivocada, NO va en contra de los enfermos de celiaquía (porque sería absurdo, entre otras cosas).

Antes de nada, vamos a necesitar saber qué enfermedad es la celiaquía. Podréis encontrar todo perfectamente explicado aquí: http://www.celiacos.org/enfermedad-celiaca.html

Bien, pues entremos en materia.
Está a la orden del día la reivindicación del “colectivo celiaco” sobre la necesidad de la bajada de precios de los productos alimenticios dirigidos a este sector de la población ya que, como muy bien explican, la mayoría de las empresas de alimentación aumentan sus precios cuando de productos sin gluten se trata, sin una justificación clara.
Ahora bien, mi pregunta es: ¿Hasta qué punto es realmente necesario que un celiaco se gaste más dinero “de lo normal” en llevar a cabo su buena alimentación?

Si echas un ojo a lo que debería ser la alimentación diaria saludable de cualquier persona, caes en la cuenta de que el gluten no nos rodea o nos invade tanto como parece. Cuando hablamos de alimentos básicos, y no de productos, el gluten aparece en más bien pocos. Se me ocurre el pan (que tampoco es que sea básico y súper necesario en nuestra alimentación diaria, pero suele estar presente), la pasta (tampoco imprescindible) y… poco más, la verdad.

Entonces, ¿dónde está ese abuso de precios? Mayoritariamente en los productos: bollería (galletas, cereales), snacks, alcohol (cerveza, por ejemplo), salsas, congelados, precocinados, caldos empaquetados, embutidos, etc.



Y digo yo, si en la alimentación de las personas sin enfermedad celiaca NO debería estar presente de manera habitual ninguno de los productos citados anteriormente, ¿hasta qué punto tiene esa necesidad y, por tanto, ese gasto tan importante un celiaco? Sinceramente, y espero que no “me comáis”, opino que más caros aún deberían ser todos estos productos, “gluten free” o no, a ver si de una vez nos inclinamos más por los ALIMENTOS de verdad.

EJEMPLO DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN EL DÍA DE CUALQUIER PERSONA: (Se trata de un ejemplo aislado que se me ha ocurrido. La buena alimentación tiene mil posibilidades):

-Desayuno:
Un vaso de leche + cacao puro en polvo sin azúcares añadidos (no tiene gluten). (Opcional y repleto de azúcar: nesquick, que no tiene gluten y, claro está, tiene el mismo precio para todo el mundo).
Una tostada de pan (Aquí entra la necesidad de comprar pan sin gluten que tiene precio elevado, pero es que sinceramente si hoy en día quieres tomar un pan de trigo de buena calidad también te tienes que gastar los cuartos).
AOVE (no tiene gluten).
Tomate, aguacate, frutas diversas, queso curado, mermelada casera,…

(Por no hablar de las 1500 posibilidades de desayunos que no incluyen pan)

-Media mañana y merienda: (Para quién haga estas comidas).
Frutas variadas, frutos secos, yogur, queso, leche, aceitunas, chocolate negro (la mayoría ya tienen el sello “sin gluten”),…

-Comidas / cenas:
Guiso de patatas con carne, pastel de verduras y pollo, paella marinera, lentejas estofadas, puchero, tortilla de patata, parrillada de verduras, revueltos, ensalada de arroz-quinoa, fabada, conejo al ajillo, pollo asado, pescado en escabeche, pisto,… Y un larguíiiiisimo etcétera de platos hechos con ALIMENTOS y sin gluten.

Con esto solo quiero que nos paremos a pensar. Los alimentos básicos son otros, no esos que la industria os vende con precio triplicado con la única excusa de que es para un colectivo concreto de la población.

No me gustaría que nadie se ofendiera por esto, pero me parece que a veces desviamos la atención hacia cosas que no tienen sentido y que deberíamos ocuparnos más de alimentarnos mejor y no de que las magdalenas sin gluten puedan llegar a más gente.

¿Quieres un dulce o un alimento poco saludable de vez en cuando? Pues, como le digo a todo el mundo, hazlo tú mism@, con ingredientes de calidad al alcance de todos y así la industria no se aprovechará tanto.


Gracias por leernos, Nutrientérate.

lunes, 31 de agosto de 2015

Cuándo realmente te apetezca algo dulce, pasa de cajitas, etiquetas light y paquetitos digestive y hazte algo tú mism@. Si realmente te apetece, no te costará ponerte manos en la masa. 

Además cocinar en vez de ir al súper tiene muchas ventajas: Si vas al súper (y encima en el momento en que devorarías las estanterías de dulces) no sólo comprarás el que te apetece en ese momento, sino otros "por si" y ya de paso unas patatitas "para las visitas" un paquete de lasaña porque que pereza cocinar dentro de un rato,... Por otra parte, el tiempo que empleas cocinando no lo estás usando en comer o en aburrirte o en pensar lo que no debes (personalmente cocinar me relaja y me hace muy feliz, y si encima bailo mientras... :P ), Además, cocinar te da la posibilidad de utilizar los ingredientes que más te interesen, en su justa medida, sin tener que comprar un pack de 3 paquetes de galletas que vienen a ser unas 33202125 calorías.

Hoy en mi casa he inventado la merienda dulce del día. Es una prueba, aún no sé qué ha salido pero pinta y huele bien. Ha sido muy "a ojo" así que no puedo asegurar al 100% las calorías, pero he calculado unas 350 kcal en el bizcocho completo que, por supuesto, no me comeré de una vez. Tengo merienda para hoy y desayuno para mañana. 

Si os animáis a hacerla, contad! 



lunes, 17 de agosto de 2015

Hoy, en aberraciones del mundo alimentario…

Navegando por internet, yendo a una gran superficie o visitando algún que otro restaurante un tanto especial te encuentras a veces con algunas creaciones culinarias que te hacen pensar en qué momento de locura transitoria se le ocurrió a alguien hacer tal cosa.

Veamos algunos ejemplos…

1.Monster-burguer: Dos hamburguesas de carne  gruesa, lonchas de bacon bien fritito, queso de ese que ni es queso ni es na’, todo abrazado por, al loro… ¡dos donuts de azúcar!
Uno solo de estos bollos con agujero tiene entre 200-250 calorías, así que mejor ni echamos cuentas de las calorías que puedes tragarte con esta hamburguesa. Contando, además, con que este tipo de comidas nunca viene sola, añádele la ración obligada de patatas fritas y la bebida súperazucarada XXL y tendrás una buena bomba entre las manos.


2.Pizza-volcán de queso y nachos: Cuando vi el anuncio de esta nueva locura me quedé ¡con el culo torcío! (perdón por la expresión pero me encanta). Creo que no hace falta mucha explicación, primero te tienes que comer lo equivalente a una bolsa de nachos mojando en la lava-quesuna y luego darle boleto a la pizza que se esconde debajo, que a la hora de comerla debe estar ya un poco tiesa ¿no? Solo espero que este invento no tenga demasiado éxito, la verdad.


3.Oreo-horror: Se trata de las famosas oreo pero rellenas de algo especial y, para mí, un tanto asqueroso, pero eso ya es opinión muy personal. “Root beer float” viene a ser una bebida tipo cerveza, hecha a partir de raíces, a la que se añade una buena bola de helado de vainilla. Por lo visto en América es muy popular pero bueno, aquí también es muy popular la cruzcampo y no me imagino unas galletas rellenas de “crema de rubia”.


Y hasta aquí el ranking de hoy. Seguro que, por desgracia, dentro de poco encontramos más productos que sumar a la lista.

Gracias por leernos, Nutrientérate.
(Laura Massía)


jueves, 13 de agosto de 2015

"La vida rural es mejor" ¿Seguro?

Puede que hace años ninguno pudiéramos discutir que la vida en el campo era más saludable que en cualquier urbe.
Sus gentes se dedicaban a trabajar el campo durante largas horas, criar animales y alimentarse de lo que ellos mismos producían. Llevaban lo que se puede casi considerar una vida ejemplar: buena actividad física + comida real + entorno perfecto y sano.

Pero hoy en día la cosa ha cambiado bastante, al menos en el pueblo que yo frecuento. Os contaré.

Hablo de un lugar en la sierra norte de Sevilla, escondido y rodeado de naturaleza. Habitan unas 1500-2000 personas. De los más mayores no hablaré, porque bastante han hecho ya en su juventud, sacando adelante tierras, ganado y familias numerosas. Pero los jóvenes tienen tela marinera…

En el pueblo no hay un gran supermercado, cines, o establecimiento Mcbasura pero da igual, porque la juventud ya se las apaña para alejarse lo más posible de lo que cualquier persona puede pensar que se hace en un pueblo. Fuman y beben desde una edad bien temprana, solo van al campo si han alquilado un cortijo donde hacer una fiesta y las frutas y verduras las ven el huerto de sus familiares pero nunca llegan a sus bocas. Lo que sí llegan son helados, bolsas de gusaniguarrerías y bebidas azucaradas para exportar.

Yo frecuento el pueblo poco más de 6-8 días al mes y os aseguro que conozco muchos más rincones de los paisajes que lo rodean que el 80% de los adolescentes que viven allí. Ni andan, ni corren, ni practican ningún deporte si no es en un campeonato puntual que se organice en verano.

Sin embargo (como no podía ser de otra manera) no toda la culpa es suya. Los padres ya no se encargan de llevar de excursión a los pequeños a ver la flora y fauna de su propio entorno. Los dos pequeños supermercados que hay se nutren de estanterías repletas de bollería industrial, comida procesada y bebidas alcohólicas. Paradójicamente, a veces se hace difícil encontrar en estas tiendas zanahorias, pimientos o pepinos. El pescado es escaso y caro (aunque en un pueblo remoto de interior no sé si se podría hacer algo más), la carne: de cerdo, buscar ternera, pavo o conejo es misión pocoposible. De alimentos integrales ya ni hablamos.

Al final, los que disfrutamos y sacamos partido de lo que el campo nos presta y da somos los de fuera, que sabemos que eso es un tesoro que hay que aprovechar siempre que se pueda.

No voy a decir que todo el pueblo sea sedentario y esté mal alimentado, pero me atrevería a decir que el 90% de los menores de 20 años lo es y está. No sé bien cuál sería la mejor estrategia para cambiar esto pero algo se debería hacer.

Me encantaría saber que no todos los núcleos rurales se están volviendo como este, contadme y dadme esperanzas, ¡por favor!

Gracias por leernos, Nutrientérate.

(Laura Massía)

viernes, 15 de mayo de 2015

Y PARA EL NIÑO, ¿QUÉ TIENES?

Una de las frases que más me molestan en mi profesión actual (camarera, como ya sabréis muchos).

Llega una familia chachifeliz, se sientan, piden cervecitas para los grandes y BEBIDAS AZUCARADAS para los pequeños, y a mirar la carta.

Los padres se decantan por algún marisquito, pescado o alguna buena carne pero parecen confusos por lo que van a dar de comer a sus retoños. Entonces aparezco en escena y llega la pregunta del millón (del millón de tortas que le daba yo a más de un@): “¿El niño que puede comer?” 
Pues señora (porque sí, suelen ser las madres las que lo hacen), a no ser que su hij@ sea intolerante o alérgico a alguno de los ingredientes que lleven nuestros platos, que yo sepa puede comer de todo.

¿O es que acaso usted está en un escalafón superior, que le permite comerse un buen bacalao pero el pequeño se tiene que conformar con unas tristes croquetas o un filete empanado con patatas congeladas (que es lo que buscan efusivamente todos los progenitores)?

Vamos a ver, son niños. Da igual que el plato se llame “lomito de atún con espuma de cítricos y escarcha de perejil”, ellos van a ver un plato nuevo, un filete que huele de maravilla. Algo que descubrir. ¡Se mueren por probarlo! Intenta darle una oportunidad, quizá te vayas a casa con una grata sorpresa.

Ahora bien, si eres un poco perr@ y prefieres tirar de las facilidades (y las calorías innecesarias) que te dan unas patatas fritas y unas salchichas, pues allá tú. Pero para eso no te gastes el dinero en un restaurante.

Y hasta aquí la reflexión que quería compartir con vosotros.
Espero “vernos” pronto.


*Nutrientérate

lunes, 6 de abril de 2015

CUANDO LOS “PROFESIONALES” DESINFORMAN

 Tengo pendientes varios post sobre blogs y programas de tv famosos que sueltan perlas sobre nutrición y salud, que lo único que consiguen es desinformar y confundir a la población.

Pero, como últimamente mi tiempo libre es limitado, hoy pasaré a hacer un pequeño resumen de lo que quiero decir y a enlazaros cositas muy interesantes.

De lo que hablo es de la desesperación que me entra cuando alguien viene y me dice “No, pero ayer en X programa (que suele ser uno mañanero de TVE) salió una profesional sanitaria diciendo que el azúcar no es tan malo, que tenemos que incluirlo siempre en la dieta”. PERO QUÉ…

Lo dijo, cierto. Es una profesional “reputada”, cierto también. Lo que esas personas que la escuchan no saben es que alguna gran empresa del sector alimentario se encarga de darle un regalito económico para que maquille la realidad, atentando así contra la salud de la gente.

Y, por desgracia, esto pasa demasiado a menudo. Sociedades presuntamente dedicadas a la salud de la población, profesionales que deberían ayudar a que la gente entienda qué es una alimentación saludable y diversas asociaciones que se dejan comprar, convierten sustancias, alimentos y productos en el lobo disfrazado de cordero. (Aquí ejemplos y buenas explicaciones: http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/tag/sedca/)

Para los que estén interesados en recibir información VERÍDICA, paso a enlazar estas interesantes palabras salidas de dos grandes, de verdad, entendidos y no comprados:




*Nutrienterate

DIARIO NE

SEMANA 2:

Lo siento, no he conseguido mi objetivo semanal. La semana ha sido de trabajo intenso y salida a las 2:00 – 3:00 am y volviendo a trabajar a las 12:00… Así que no tenía fuerzas para madrugar e ir al gimnasio. Sé que muchos diréis que es una excusa barata, pero mi cuerpo no ha dado para más.

Ya hoy lunes he ido, por fin. He asistido a una clase de body power (body pump), con más sueño que vergüenza pero con ganas. Para colmo, el monitor es un sosainas sinsangre, así que la clase ha sido un poco aburrida, pero bueno, ya mejorará la cosa. Al menos he hecho ejercicio.

Los objetivos de la primera semana están mantenidos, por lo que estoy contenta al 50%.

Seguiré informando.


*Nutrienterate

lunes, 30 de marzo de 2015

DÍA 8 (DIARIO NE)

DÍA 8: Domingo de descanso.

Desayuno a las 10:30. Tomé una parte de lo que quedaba del “pastelito” que dejé el día anterior con un chorrito de yogur para beber o% mg y 0% azúcar y tostada de pan de semillas con aove.

Comida a las 14:30. No tengo foto porque comí en otra casa. Disfruté de un buenísimo pollo al horno con verduras y patatas. Piqué un poco de ensalada y 5-6 picos de pan. Para beber agua, por supuesto. De postre un yogur.

Merienda a las 18:30. Me tomé lo que quedaba del pastel con un chorrito del yogur para beber.

Cena a las 22:00. Me hice un salteado increíblemente rico con verduras variadas (brócoli, pimiento, ajoporro salvaje que recolecté yo misma en un paseo por la tarde, tomate) para acompañar una rodaja de salmón a la plancha. De postre una onza de chocolate negro 80%.



Bueno, mis objetivos de la semana están conseguidos, así que añado el de la semana próxima: Volver a hacer ejercicio. 
Ya tengo visto un gimnasio al que, siempre que mi trabajo me lo permita (mi idea es ir al menos 3 días a la semana) acudiré a partir de esta semana.

Así pues, si todo va bien, escribiré mi diario de nuevo ya después de la intensa Semana Santa.

¡Qué disfrutéis los que tengáis vacaciones!

¡DÍA 8 CONSEGUIDO! ¡SEMANA CONSEGUIDA!


*Nutrienterate

domingo, 29 de marzo de 2015

DÍA 7 (DIARIO NE)

DÍA 7: Sábado de descanso.

Desayuno a las 07:30. Después de acostarme a eso de las 3 am tuve que madrugar porque tenía muchos quehaceres a pesar de librar en el trabajo. Desayuné dos rebanadas de pan artesano de centeno con sésamo negro y ciruelas, con aove, un plátano y la leche “manchada” de colacao.

Comida a las 14:00. Por fin comiendo a una hora normal. Tomé una tortilla francesa de espinacas. Lo acompañé con 3-4 picos de pan y agua. De postre tomé una porción de queso de cabra curado (un triangulito) y una onza de choco 80%.



Merienda a las 18:00. No tenía fruta fresca en casa, así que preparé este intento de pastelito de frutas asadas + avena + cacao puro sin azúcar + canela. La pinta no es la mejor, pero la verdad que no estaba del todo mal. Al final me dejé la mitad porque no tenía más hambre.



Cena a las 22:30. Cena familiar (cheat meal). Disfrutando por fin de los míos, tomamos papas arrugás, mejillones y almejas en salsa de tomate casera y jamón ibérico. Lo acompañé con pan de semillas y agua. De postre tomé colacao con 5 galletas. Era mi “comida trampa” de la semana. La disfruté y ya vuelta a la normalidad.
Qué gustazo la buena comida y la mejor compañía.



¡DÍA 7 CONSEGUIDO!


*Nutrienterate

sábado, 28 de marzo de 2015

DÍA 6 (DIARIO NE)

DÍA 6: Viernes de trabajo.

Desayuno a las 09:00. Mi desayuno de siempre (tostada integral con aove, kiwi y leche con colacao).

Comida a las 17:30. Me comí este estupendo bacalao con tomate que hicieron mis compis, y yo le añadí unos brotes de soja que tenía en la nevera. Lo acompañé con 3-4 picos de pan y agua. De postre me tomé una onza de chocolate negro 80%.



Merienda a las 18:30. De nuevo yogur desnatado edulcorado, plátano y canela. La combinación fruta-canela (sobretodo plátano) me encanta y me da el toque dulce del día, no teniendo que recurrir a la amada-odiada bollería industrial

Cena a la 02:30. Con más hambre y más cansancio que yo que sé qué, comí filete de ternera con pisto. Tomé algo más de picos de lo normal y, de postre, onza de chocolate negro 80%.
La verdad, llegué con ganas infinitas de arrasar con todos los dulces que hubiera y “hasta luego”. Pero me paré y pensé en que todo lo que había conseguido en la semana no era para echarlo a perder por un día duro. Así que comida sana y a dormir 4 horitas, por desgracia.



Era mi último día de trabajo de la semana, libro el finde, ¡Yuhu! Hay que recargar fuerzas porque viene la SEMANA SANTA y, por si aún no lo sabéis, trabajo de CAMARERA en SEVILLA. Uf, creo que nos espera una buena…

En cualquier caso, estoy muy contenta con mi semana laboral. Creo que he trabajado bien, no estoy excesivamente cansada a pesar del trabajo de 6 días, con horario mierder y he logrado alimentarme muy bien, sin picar (muy difícil en esta profesión con estos horarios) y sin pecar (hablamos de bollería industrial y kg de colacao, claro).
El fin de semana seguiré contándoos cómo me alimento, ya que no quiero caer en el súper-mega capricho de tirarme todo el finde zampando.

Y los pensamientos y conclusiones de esta semana son…
1.Si se quiere, se puede. Lo peor es caer en la autocompasión y en tener la comida como única salida a la falta de tiempo y “libertad”. Muchas veces un paseo, un ratito de tumbarse en la cama o, simplemente, pararse a pensar qué necesito realmente, es lo mejor que se puede hacer.
2.La mayoría de las veces, eres más fuerte de lo que crees. Ponte a prueba y verás todo lo que puedes sacar de ti mism@
3.Hay que afrontar las cosas desde una buena perspectiva. Estar todo el día pensando en la mierda de trabajo/vida/entorno que tienes te hará dejar de ver lo que haya de positivo. En mi caso, hoy por hoy, sigo la teoría de mi grandísima amiga Laura: “Pensar en que es trabajo. Es dinero para poder ahorrar, poder comenzar una vida con la persona que quieres y poder optar a algo mejor”.
Fuerza y pa’ alante.

¡DÍA 6 CONSEGUIDO!

*Nutrienterate


viernes, 27 de marzo de 2015

DIA 5 (DIARIO NE)

DÍA 5: Jueves de trabajo.

Desayuno a las 09:30. Mi desayuno de siempre (tostada integral con aove, kiwi y leche con colacao).

Comida a las 17:30. Esta vez mis compis cocineros habían preparado arroz en costra (con habas, ternera, huevo) así que me llevé un platito. ¡Riquísimo! Lo acompañé con 3-4 picos de pan y agua.



Merienda a las 18:30. Tomé lo mismo que el día anterior, yogur desnatado edulcorado, plátano, una cucharada de muesli y canela. Los yogures se me están acabando y voy a cambiar al queso batido 0%, ya contaré qué me parece con la fruta.

Cena a la 01:00. Este revuelto de mariscos con batata y una loncha de queso. Lo acompañé con 3-4 picos de pan y agua. Tomé de postre una onza de chocolate negro 80%. 
Solía tomarlo siempre de postre pero últimamente lo estoy dejando solo para cuando tengo muchas, muchas ganas de algo dulce.
Recordad que el chocolate más saludable será el que más porcentaje de cacao tengo. Fijaros en que el primer ingrediente de su envase sea pasta de cacao.



¡DÍA 5 CONSEGUIDO!


*Nutrienterate

jueves, 26 de marzo de 2015

DÍA 4 (DIARIO NE)

DÍA 4: Miércoles de trabajo.

Desayuno a las 09:30. Mi desayuno de siempre (tostada integral con aove, kiwi y leche con colacao).

Comida a las 17:30. Me estaba esperando en casa un arroz con ciruelas pasas, pipas, cebolla y zanahoria. Lo acompañé con una loncha de queso, 3-4 picos de pan y agua.



Merienda a las 18:30. Mientras veía como mis dos precisas compañeras de piso se merendaban unos donuts mojados en colacao, yo me tomé un bol de yogur desnatado edulcorado, plátano, una cucharada de muesli (avena, chocolate) y canela.

Cena a la 01:30. Me preparé un platito de espinacas salteadas con bacalao ahumado. Lo acompañé con 3-4 picos de pan y agua.



¡DÍA 4 CONSEGUIDO!


*Nutrienterate

miércoles, 25 de marzo de 2015

DIARIO 3 (DIARIO NE)

DÍA 3: Martes de trabajo.

Desayuno a las 10:00. Mi desayuno de siempre (tostada integral con aove, kiwi y leche con colacao).

Comida a las 17:30. Llego a casa con MUCHA hambre y me como unos guisantes con verduras y dos lonchas de fiambre de pavo.



Señoras y señores, si se tiene una organización, se cocina con antelación para congelar-descongelar y se tira un poco de enlatados saludables… ¡SE PUEDE!

Merienda a las 18:30. Bol de manzana, yogur y canela. Le añadí las frutas vitasnack que me sobraron que, por cierto, están ricas y son 100% fruta.



Cena a las 01:00. Improvisando, me hice una “lasaña” con queso de tranchete (es lo que había), atún enlatado al natural y zanahoria rallada. Lo acompañé con una bolita de falafel que me regalaron.



¡DÍA 3 CONSEGUIDO!


*Nutrienterate

martes, 24 de marzo de 2015

DÍA 2 (DIARIO NE)

DÍA 2: Lunes de trabajo.

Desayuno a las 09:30. Mi desayuno de siempre (tostada integral con aove, kiwi y leche con colacao).

Comida a las17:30. Llegué a mi piso con más hambre que los pavos de Manolo y con muchas ganas de tragarme un colacao de litro y medio, pero me tomé estas lentejas con verduras que, la verdad, estaban bastante ricas. Las acompañé con una loncha de queso edam, 3-4 picos de pan y agua.



Merienda a las 18:30. Igual que el día 1, yogur + plátano + canela.


Cena a la nada desdeñable hora de las 02:00. Rápidamente, me hice esta milhojas de salmón ahumado y queso edam. Lo acompañé con 3-4 picos de pan, la fruta vitasnack (no acabé la bolsa) y agua. Y nada más, a dormir que era hora.



¿Objetivo conseguido? ¡SÍ! A eso de las diez de la noche creo que mi cuerpo llegó a la conclusión de que por mucho que rugiera, no entraría nada en él en unas horas, así que cuando llegué a casa ya no tenía hambre. Pero cené porque me dolía la cabeza y, en realidad, sí me apetecía :)

¡Vamos a por otro días más!

*Nutrienterate

lunes, 23 de marzo de 2015

DÍA 1 (DIARIO NE)

DÍA 1: Domingo de trabajo.

Desayuno a las 10:00. No tengo foto, pero siempre desayuno lo mismo: Kiwi + Tostada integral con AOVE + leche “manchada” con colacao.

Comida a las 18:00. Suelo cocinar los días que tengo libres todos los platos que comeré durante la semana de trabajo y los congelo, para no perder tiempo.
Ayer tocó arroz integral + pisto + cazón. Lo acompañé con agua y 3-4 picos de pan.



Merienda a las 19:00. Cuando trabajo junto la comida con la merienda, porque luego hasta al menos la 01:00 no ceno, así que prefiero comer más por la tarde.
Ayer merendé yogur desnatado edulcorado + plátano + canela.



Cena a las 00:30. Cené unas riquísimas brochetas de ternera y patatas. Lo acompañé con agua y nada más.



¿Objetivos cumplidos? Parece que sí, porque no he comido ningún alimento superfluo ni fuera de mis horas de comidas, aunque la tarde-noche de trabajo fue muy dura en cuanto a las ganas de arrasar con algo. ¡Pero no toqué nada!

Lo que hacía mal desde que empecé a trabajar es comer mucho pan durante el trabajo, meterme algo de bollería industrial con colacao después de haber comido bien,… La ansiedad, el estrés y la falta de tiempo libre son para mí claves que hacen que “me muera” por meter calorías vacías a todas horas.

¡DÍA 1 CONSEGUIDO!


*Nutrienterate

domingo, 22 de marzo de 2015

DIARIO DE UNA NUEVA ETAPA

Desde hace una semana me ha pasado algo bueno, he encontrado trabajo (de camarera). Pero, por desgracia, no todo suele ser positivo en la vida. En mi caso, mi alimentación se ha ido un poco al traste, por no hablar del ejercicio (o de la falta de él, más bien).

Jornada completa, a turno partido, muchas horas, poco descanso, comida a deshora, estrés, ansiedad a ratos… En fin, lo que es la hostelería, básicamente.

Pero bueno, he decidido que NO se puede caer en la autocompasión y el autoconvencimiento de que esto es lo que hay, y que nada puede cambiar. Hay algo que sí puedo hacer, y es volver a mis buenos hábitos.
Por eso quiero poner en marcha este diario. Es algo personal pero he pensado que al ponerlo en el blog puedo ayudar a otr@s que estén en una situación similar y vayan en picado hacia los suburbios de los malos hábitos por la actividad laboral.
Así que vamos allá. 

Es domingo, 22 de marzo de 2015 y voy a comenzar con dos objetivos a corto plazo:

1.NO tomar ningún alimento superfluo hasta el sábado (que es cuándo termina mi semana laboral esta semana y reformularé este objetivo para poder darme un "capricho" con mis seres queridos).

2.NO picotear entre horas hasta… el infinito y más allá.

Aún no me voy a proponer más cosas porque creo que escribir 20 objetivos es fácil, pero llevarlos a cabo no. Por eso empiezo poco a poco, para que sea más fácil tener éxito.

La idea es que cada día por la mañana entre aquí y escriba el desarrollo del día anterior para que, al final de la semana, vea si he conseguido mis objetivos, y poder añadir otros.

Si se quiere, se puede.

¡A por todas!




*Nutrientérate

jueves, 12 de marzo de 2015

CONSCIENTES INCONSCIENTES

Caso real: Mujer joven de unos 30, que está en un proceso de “aprendizaje nutricional” (a dieta, para entendernos), gana en 15 días 1.5 kg y, con cara de OMG, dice que no entiende cómo ha podido pasar.

¿Posibles razones?
“He ido a andar 3 o 4 días (osea, 2 o 3).  Un día tomé unos buñuelos de bacalao porque los hice yo y quería probarlos, otro dos cucharaditas de ensaladilla, que mira que no soy yo mucho de mayonesa pero estaba ahí en la mesa… Otro día mi hermano hizo mousse de limón y comí un cuenquecito para ver cómo estaba… Otro un poquito de bizcocho de chocolate. Ah, y algún día suelto unas chuches y unas patatas fritas, porque total una bolsita no es nada.”

Muchas veces tomamos alimentos superfluos de pequeño volumen pero gran valor calórico y no somos conscientes de cuánto puede “pesar” eso en nuestro plan alimenticio.

¿De verdad no lo somos? Conscientes digo. Porque ninguna persona ajena al mundo de la alimentación o la nutrición tiene por qué saber cuántas calorías tiene tal o cual producto, pero todos sabemos, por norma general, que un snack salado, unas chucherías o una magdalenita NO son productos que nos debiera interesar consumir. No nos engañemos, es ampliamente conocido que se trata de productos llenos de ingredientes y calorías innecesarias.
Pero lo hacemos. Tomamos uno o dos a la semana, o a diario…
Por ansiedad, porque “estoy con la regla y me subo por las paredes”, porque “un día es un día”, porque “no tengo fuerza de voluntad”, porque “todos lo hacen y yo no me voy a comer una zanahoria”, porque, porque, porque… El por qué, opino, siempre está en la mente. Nuestro cerebro puede ser el mejor aliado o el peor enemigo. Debemos educarlo.

Sinceramente pienso que darse un capricho gastronómico una vez a la semana (por ejemplo) puede ser muy positivo. El que te guste, el que más tiempo haga que no tomas, el que a tu madre le sale tan bien, el que sólo se come en esta época o el que te apetece cocinar. Darte el gusto de disfrutar de un buen plato de lo que quieras, sin contar ni tener en cuenta nada. Una “mala comida” un día no hará que tus buenos hábitos se vayan al traste y puede reforzar mucho los ánimos para seguir adelante hacia una meta saludable.
Pero cuando el capricho esporádico se convierte en rutina, amig@, habemus problem. Y si encima no te das ni cuenta o, en el fondo, lo sabes pero no quieres ser consciente, puede que todo se eche a perder.

En conclusión, lleva la vida que quieras (si es una sana, mejor para ti), organiza tu alimentación y tus hábitos como te dicte tu conciencia. Pero, por favor, no te engañes y no intentes engañar, porque no abre ninguna puerta.
Sinceridad con nosotros mismos, lo primero.

Gracias por leernos, Nutrientérate.

(Laura Massía)

martes, 10 de marzo de 2015

#Lavozquetecocina4

Si aún no habéis probado el cuscús, esta es una receta fantástica para empezar. Más sencillo no puede ser y más rico tampoco. Eso sí, es para amantes 100% del SABOR del queso, porque el Cabrales te invade que da gusto...

Sin más, aquí la tenéis. Como siempre, espero opiniones vía twitter (@nutrienterate) ¡y todos los "peros" que queráis!



¡Qué aproveche!

#Cocinaloquecomes

*Nutrienterate

lunes, 9 de marzo de 2015

EL MÁS IBÉRICO DEL REINO


Se trata de un desayuno proteico de muy buena calidad que podemos disfrutar caliente o frío, cómo más os apetezca en vuestro #Miprimermomentazo

INFO NUTRICIONAL:


OBSERVACIONES: Las calorías dadas en FB dado algún error al pasar los datos. En cualquier caso, aquí queda todo subsanado y aclarado.

TRUQUIS:

-Bate los huevos con la leche antes de echarlos a la sartén. La leche da una jugosidad extra al revuelto.
-No eches el jamón hasta el final, así evitarás que quede demasiado salado.
-Para darle otro toque, añade un poquito de pimienta.

#Miprimermomentazo

*Nutrienterate


HABLANDO CLARO, AMENO Y CON RIGOR

Un día llega un profesional de la talla de Julio Basulto (@JulioBasulto_DN) a dar una charla sobre nutrición infantil, y lo primero que te dice es que la nutrición NO es lo más importante en la salud de los niños de nuestro entorno. ZAS.

Y ahora, ¿qué? Me voy de la sala (dejo de ver la ponencia en mi caso) o me quedo porque oye, si dicen que es un tio que sabe de lo que habla, igual hasta me convence. Pues sí, ya te digo yo que te convence. Y mucho. Y bien. Y claro.
Por supuesto, a lo largo de la charla habla sobre nutrición, y muy bien, para variar.

En cualquier caso, Julio, en un tono ameno, en ocasiones divertido y algo extravagante (que se agradece), pero siempre ENSEÑANDO, habla sobre muchas cosas muy interesantes. A continuación quiero hacer un resumen de lo que a mí, en particular, me parecen las claves de su exposición sobre qué debemos (no soy madre pero lo seré algún día, digo yo) hacer para que nuestros hijos crezcan sanos y felices:

1.DAR EJEMPLO: “No hagas lo que no quieras que (te) hagan”. Si no te pones el cinturón cuando subes al coche, bebes alcohol, fumas o te atiborras a alimentos superfluos, ¿qué esperas que hagan ellos?.

2.DAR LIBERTAD: Como ya dije en dos de mis posts (http://nutrienterate2.blogspot.com.es/2015/02/son-ninos-no-tontos-parte-i.html) (http://nutrienterate2.blogspot.com.es/2015/02/son-ninos-no-tontos-parte-ii-padres-o.html), los niños son niños, no tontos. Debemos tenerles en cuenta la hora de hacer la compra y organizar las comidas.
Y, muy importante, debemos dejarles hacer (dentro de un cierto control). Que ellos decidan cuándo y cuánto quieren comer, porque de verdad lo saben. Tú no.

3.MANTENER UN BUEN AMBIENTE: En la relación con tu pareja, en la mesa (disfrutar alegremente de la comida de cada día), en la cocina (disponer de alimentos saludables en la nevera y armarios y evitar almacenar los menos indicados).
No “consumir” mucha televisión, no prohibir unos alimentos y obligar a comer otros y organizar jornadas de ejercicio en familia también ayudan, y mucho, a tener un buen ambiente familiar.

Ni qué decir tiene que lo más recomendable no es quedarse con mi escrito, sino ver la ponencia completa. Saldréis contentos.
Aquí la lleváis:


Gracias por leernos, Nutrienterate.

(Laura Massía)

jueves, 5 de marzo de 2015

"LA IMPORTANCIA DE SER TÚ MISM@" O "MIS 7 CONSEJOS PARA LA FELICIDAD"

Antes de contar todo lo que quiero que leáis hoy, os pondré en situación sobre mi infancia: Era una niña feilla, con gafas y aparato y, para colmo, un poco albondiguilla. Ah se me olvidaba, además era inteligente, así que también era una “empollona”.

Ahora sí, puedo empezar a escribir sobre lo importante en el post de hoy: Cómo estar siempre por encima de esas personas (inocentes niños en muchos casos) que intentan desestabilizarte bien por envidia, bien porque te ven diferente o bien, simple y llanamente, porque tienen una vida tan vacía que en algo tienen que ocupar el tiempo.

Dadas mis características cuando era una niña, muchas veces tuve que recibir algunas palabras que no me gustaban por parte de muchos compañeros del cole. Contra esto me ayudaron personas que ya no forman parte de mi vida pero a las que nunca podré agradecerles suficiente que mi infancia fuera feliz, y mucho. (Consejo Nº 1: rodéate siempre de gente que tire de ti hacia adelante, no que te ponga la zancadilla).

Pero, ¿sabéis lo que más ayudó? Ser yo misma. Una persona con ideas claras, algo seria y poco extrovertida, que cuenta los amigos con los dedos de una mano. Con millones de defectos y alguna que otra virtud, pero siempre fiel a lo que mi conciencia me dicta. (Consejo Nº2: Si sabes cómo eres y te aceptas, todo irá viento en popa).
Por eso ahora, con el tiempo, soy capaz de dar las gracias a todos esos que creían que de mayor sería una criadora de 150 gatos, con 3 carreras pero más sola que la una. (Consejo Nº3: Nunca pierdas tiempo en prestarle atención a críticas poco o nada constructivas).

He conseguido (o sigo en ello aún) ser, físicamente, la persona que yo quería. Me esfuerzo cada día por tener el cuerpo que quiero. (Consejo Nº4: Si no te gusta algo de ti y se puede cambiar, hazlo. No te regodees en echarte mierda a ti mism@ repitiéndote cosas como “no puedo”, “esto no es para mí”, “nunca lo conseguiré”).
Y respecto al interior, no lucho por cambiar nada, porque me encanta ser como soy. No tengo 3 carreras pero si pudiera tener 150 gatos los tendría, la verdad. No soy la persona más sociable del mundo, pero lo doy todo por los que me quieren de verdad. (Consejo Nº5: Céntrate en cultivar lo bueno que hay en ti y en compartirlo con las personas que te adoran, que las hay).

Y eso es lo importante. Ser siempre como tú quieres, y no como los demás creen que deberías ser. No te rindas, no te dejes pisar por nadie, no renuncies a tus objetivos. (Consejo Nº6: Vas a tener que vivir toda la vida contigo mism@ (ja! soy una visionaria) así que mejórate todo lo que puedas y sé feliz con lo que te compone).)

Si alguien pudo, TÚ PUEDES.

Nadie es mejor que nadie. Solo somos diferentes, y eso no tiene por qué ser malo. (Consejo Nº7: Respeta y serás respetado).

Gracias por leernos, Nutrientérate.

(Laura Massía)